Como motivarse para ir al gimnasio y dejar la pereza a un lado

Hay días que nos sentimos totalmente desmotivados lo cual nos lleva a no tener ganas de nada. Nos gana la pereza y preferimos quedarnos en casa. También un mal clima puede tirarnos todas las ganas de ir a entrenar al gimnasio o cuando peleas con tu pareja o un día duro en el trabajo.

Es normal sentirse sin ganas. Son cosas de la vida donde fluye de manera cíclica hacia arriba y abajo constantemente.

En este artículo te daré unos consejos para reunir ganas y dejar de lado la pereza. Aprender a desarrollar una disciplina para mantener un hábito durante el tiempo.

Motivación para ir al gimnasio

Ponte objetivos claros y realistas

Se realista contigo mismo. No te pongas metas u objetivos extremos que sabes que no lo lograrás. Ve de a poco proponiéndote objetivos a corto, mediano, largo plazo.

Puedes apuntarlo en un cuaderno o en el móvil para que puedas verlo cada semana. Puede ser como cumplir en entrenar 3 o 4 veces, no importa los días, lo importante es poder realizar la frecuencia. O levantarte temprano como así también dejar un poco las tecnologías en horas de la noche para un mejor descanso. Evitar excesos como puede ser alcohol, fiestas, etc.

Te darás cuenta que a medida que avanzas con objetivos cortos aparecerán otros y así sucesivamente. Cumpliéndolos te mantendrá enfocado en tus metas.

La pereza de entrenar se destruye con disciplina

Debes aprender a no depender tanto de la motivación, que caiga algo del cielo, te ilumine y hagas tantas cosas. Lo mejor es desarrollar DISCIPLINA.

El concepto de disciplina se adapta a cualquier circunstancia de la vida desde entrenar hasta querer aprender un idioma nuevo.

La motivación no es mala es muy favorable, ser disciplinado te conducirá a resultados deseados y esto como consecuencia te motivará a ir por más porque sabes que puedes seguir avanzando y progresando.

En el transcurso tiempo desarrollarás una personalidad para buscar aquello que te propones. Depende de ti lo que quieres buscar, eres tu dónde debes trabajar duro y alcanzar tus metas.

De esta manera la disciplina matará a la pereza y cualquier otra cosa que se interponga.

Pereza para comenzar el gimnasio

5 trucos para vencer la pereza al momento de ir a entrenar

A continuación, unos pequeños trucos que puedes añadir en tu vida cotidiana para vencer la pereza:

  1. Quitarte de la cabeza de que todos son musculosos o profesionales y que te miran por ser novato. Puede sonar medio ridículo, pero muchas de las personas no entrenan porque tienen esa “vergüenza” y al fin a cabo termina ganando la pereza. No te excuses, las personas van a hacer su rutina y no ven a los demás que están haciendo. Si necesitas ayuda puedes pedirla al entrenador personal.
  2. Dejar las cosas listas el día anterior te puede ayudar mucho. Por ejemplo dejar listo tu bolso o mochila con ropa que vas a entrenar al cambiarte.
  3. Buscar algo que te guste. Que te sea divertido. Puedes arrancar por clases grupales en el gimnasio o incluso también puedes ver videos en Instagram sobre entrenamientos. Lo importante es que te active a cambiar.
  4. Piensa en los beneficios que te va a dar al entrenar. Te sientes con mayor energía, mejor mentalmente y físicamente. Le das salud a tu cuerpo. Sales de tu zona de confort a probar cosas nuevas, cosas saludables.

Cualquier día es bueno para empezar. No esperes que sea lunes para arrancar. Hay una decisión grande que es la de cuidarse y hacer ejercicio.

☟ TE PUEDE INTERESAR ☟

Compartir Artículo
MÁS CONTENIDO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.