Beneficios del entrenamiento de la fuerza en hombres y mujeres

Diversos estudios han demostrado que el entrenamiento de la fuerza mejora considerablemente la calidad de vida. No importa la edad; un entrenamiento adaptado contribuye al desarrollo neuromuscular, retrasa el envejecimiento en los adultos y contribuye a un mejor desarrollo en niños y adolescentes.

En el año 2014 la British Journal of Sports Medicine (BJSM) publicó el mayor consenso internacional sobre el entrenamiento de la fuerza en jóvenes que contaba con más de 200 publicaciones científicas avaladas por organizaciones, hospitales y universidades reconocidas internacionalmente.

En este contexto, científicos y expertos en entrenamiento de la Universidad de Madrid y la Universidad Católica de Murcia desarrollaron el primer libro de texto interactivo de Ciencias del Deporte en Español llamado:

“Entrenamiento de Fuerza: Nuevas perspectivas metodológicas.”

Un libro muy completo que despeja todas las dudas y cambia el paradigma del entrenamiento de la fuerza.

Beneficios de entrenar la fuerza para la salud

Son incontables las ventajas que trae para nuestro cuerpo, no solo visiblemente sino que en su interior, tanto para el presente como para el futuro, el entrenamiento de fuerza. Pero estas son algunas de las que más destacamos:

Previene el envejecimiento

Entrenar la fuerza como mínimo 2 a 3 veces a la semana ha demostrado tener un efecto paliativo notorio sobre el deterioro fisiológico. Promueve una musculatura firme y fortalece el tejido óseo con lo cual se evita la aparición de osteoporosis y enfermedades degenerativas asociadas con la vejez.

Órganos en buen estado

Los órganos internos se mantienen en su posición correcta y su funcionamiento se optimiza, mejorando la digestión, el transito intestinal y la salud cardiovascular. Todo esto gracias a una musculatura firme que conserva todo en su lugar.

Prevención de lesiónes

Músculos fuertes y desarrollados previenen lesiones, protegiendo articulaciones, mejorando la postura y facilitando una movilidad armónica de todo el cuerpo.

Sensibilidad a la insulina

Se ha demostrado que entrenar la fuerza, mejora la sensibilidad frente a la insulina, lo que significa una disminución en las posibilidades de contraer diabetes por trastornos metabólicos.

Sistema cardiovascular

El desarrollo de la fuerza tiene una incidencia directa en el sistema cardiovascular, reduciendo la presión sanguínea y mejorando la resistencia del corazón a altos esfuerzos. Los pacientes cardiacos tardarán más en llegar a su límite de esfuerzo, lo que ayudará a sobrellevar mejor la vida cotidiana.

Rendimiento deportivo

Favorece el rendimiento deportivo; no importa cual sea el deporte que realices, entrenar la fuerza tiene una incidencia directa en el desempeño muscular al mejorar la velocidad y la mecánica de los movimientos.

Otras cosas a tener en cuenta

En las mujeres reduce el riesgo de cáncer de mama al contribuir al descenso de los niveles de estrógeno relacionados con la enfermedad.

Trabajar la fuerza estimula la liberación de diversas hormonas que retrasan la vejez y mantienen el cuerpo joven. Entre ellas, hormona de crecimiento, que influye de manera positiva en la calidad de sueño. Una persona bien descansada, tiene un mejor estado de ánimo, una mejor función cognitiva y mejor rendimiento.

Además, el someter el cuerpo a una disciplina, mejora como tal la “Fuerza de Voluntad” que se tiene a la hora de afrontar nuevos proyectos y metas, ya que la confianza y capacidad de sobrepasarlas suele mejorar cosiderablemente, entre otros…

Beneficios psicológicos de entrenar la fuerza

Este tipo de entrenamiento promueve la liberación de endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad. Al llegar al cerebro mejoran el estado de ánimo, con lo cual el entrenamiento se convierte en un factor importante para combatir la depresión, los trastornos de ansiedad y el estrés.

La mejora en el rendimiento, con el correr de las sesiones de entrenamiento, contribuye a mejorar la imagen y el concepto de uno mismo, aumentando la auto confianza.

Los niveles de ansiedad disminuyen, nos volvemos más tolerantes y menos críticos.

Beneficios de entrenar fuerza para la estética

El entrenamiento de la fuerza mejora significativamente la apariencia física gracias a una tonificación de todos los músculos, reduciendo la flacidez y mejorando la postura al estar cada músculo en su lugar.

Mejora la composición corporal disminuyendo la cantidad de grasa y aumentando la cantidad de músculo. Esto además de traducirse en un aumento del metabolismo basal, se manifiesta claramente en la estética corporal.

Las hormonas liberadas durante el entrenamiento mejoran la calidad del pelo y la piel, dando una apariencia más saludable y joven.

Otras ventajas de entrenar tu musculatura

Cuando entrenamos la fuerza, ponemos en funcionamiento una gran cantidad de músculos y articulaciones. De esta manera el cuerpo nos empieza a enviar diferentes señales y sensaciones. Por lo tanto este tipo de entrenamiento contribuye a mejorar la percepción del propio cuerpo y a conocerlo mejor.

Salir de casa para ir a entrenar nos permite conocer otras personas e interactuar, con lo cual indirectamente, concurrir sistemáticamente al gimnasio, aunque no se trata de solo hablar, ayuda a la socialización y construir nuevas amistades que estén envueltas por este mismo estilo de vida saludable.

CONTENIDO RELACIONADO
CONTENIDO VARIADO

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.